HÁBITOS - PARTE 2

«Somos lo que hacemos repetidamente -por lo tanto- la excelencia no es una acción, es un hábito» …Aristóteles

Todos tenemos buenos y malos hábitos; el conjunto de ellos te hace ser la persona que eres.
Sin embargo, es importante que con honestidad los reconozcas y decidas el camino que quieres tomar.

a) Los buenos hábitos te ayudan a tomar mejores decisiones y convierten tu vida en una sucesión de aciertos.
b) Los malos hábitos te meten en una “espiral de lodo” que se complica cada vez más.

Recuerda que: “Tenemos libertad de acción, más no de consecuencias

Siempre, SÍ SIEMPRE, hay consecuencias en todo lo que hacemos. El efecto acumulativo ya sea de buenos o de malos hábitos generará consecuencias irremediables para bien o para mal. De ahí que siempre se cosecha lo que se siembra.

Los hábitos para ser un buen EMPRENDEDOR

(y un buen profesionista a final de cuentas…):

DEFECTO

JUSTO MEDIO = EQUILIBRIO

EXCESO

Procrastinación

Orientación al logro

Sobre estimación

Baja estima

Satisfacción personal

Soberbia

Apatía

Servicio

Servilismo

Pasividad

Ecuanimidad / Autocontrol / Fortaleza emocional

Impulsividad / descontrol

Desadaptación

Adaptabilidad / Flexibilidad

Desorientación

Inseguridad

Creatividad

Subjetivismo

Dependencia

Independencia

Arrogancia

Evasión

Compromiso

Desafío irracional

Falta de atención / abandono

Perseverancia / Resolución y empuje

Parálisis de acción

Ineficiencia

Calidad de trabajo / Competitividad

Perfeccionismo

Imprudencia

Prudencia

Control

Mentira

Honestidad

Falsedad

Negatividad

Optimismo

Subjetividad

Aislamiento

Comunicación efectiva

Irreflexividad

Crítica negativa / Falta de modales

Relaciones equilibradas / Educación / Respeto

Independencia / Abuso de las personas

Siete pasos para desarrollar HÁBITOS:

  1. Haz conciencia del hábito a adquirir
  2. Visualiza y escribe el beneficio que te aportará a tu vida
  3. Estudia y concreta en que acciones lo pondrás en práctica
  4. Crea rituales de repetición (mínimo 3 veces al día)
  5. Comparte con alguien cercano que te ayude cuando no te des cuenta
  6. Registra acciones, avances y dificultades
  7. Insiste, insiste y ¡celebra!

Fórmula:

  1. Conciencia de Cambio (ver el beneficio)
  2. +
  3. Conocimiento del hábito
  4. +
  5. Repetición consciente de actos orientados a la nueva conducta

Beneficios en el camino de Emprendedor:

  1. Cada uno tenemos la oportunidad de superarnos, perfeccionarnos cada día. Uno está por encima del común de las personas y puede sacar partido a través de buenos hábitos para crecer en virtudes.
  2. Al no ser igual que los demás -dicen por ahí “no ser del montón”-, cada persona es y puede ser una “luz especial”. Aquí radica uno de los grandes pilares del emprendimiento.
  3. En la medida en que trabajas en tu interior, reflejas y construyes un mundo mejor.
  4. Se tiene la garantía de tomar mejores decisiones, más en épocas de riesgo o de crisis donde la razón tiende a nublarse.
  5. Se genera mayor satisfacción personal y felicidad a través de reforzar hábitos virtuosos, aprender hábitos propositivos y desaprender hábitos tóxicos.
Eduardo Peniche

Eduardo Peniche