HÁBITOS… ¿POR QUÉ Y PARA QUÉ

«Somos lo que hacemos repetidamente -por lo tanto- la excelencia no es una acción, es un hábito» …Aristóteles

Últimamente se ha puesto de moda la palabra “Hábito”, y como todo lo que se pone de moda va diversificando y perdiendo su significado esencial.

En Proyecta365 conceptualizamos la palabra HÁBITOdesde una perspectiva muy muy práctica; que nos ayude para la vida diaria y para tomar siempre mejores decisiones.

¿Qué es un hábito?Es aquella cualidad o perfección que tiene cada persona que lo define en sus pensamientos, palabras y acciones; es decir, tus hábitos te dan un sello o personalidad distintiva que te describe cómo eres.

Los hábitos son nuestra “segunda naturaleza”, ya que nos predisponen a nuestra manera de actuar, sea ésta buena o mala. Siendo así, la “fuerza del hábito” representa entonces nuestro modo de vida: un sistema de creencias, expectativas y valores; una forma de trabajar y de relacionarnos muy “personal, propia”. Y pese a que cada uno de nosotros es un sistema humano complejo, todos buscamos siempre  “Ser lo Mejor que puedo Ser”.

Pero el asunto no es tan simple…. Ya que estas cualidades pueden hacernos mejores personas – llamémosle buenas, virtuosas– o peores personas –digamos viciosas- Aquí es donde el asunto de los hábitos se vuelve un tema interesante e importante para la vida.

¿Cuáles son, entonces, las características de los hábitos?

  1. Es una cualidad o disposición estable que ya tenemos, que nos lleva a actuar de cierta manera y que está más allá de sentimentalismos, circunstancias, personas etc.
  2. Independiente de las predisposiciones naturales que cada quien tiene, los hábitos se pueden aprender y desarrollar llevándonos a una triada de Conciencia - Disposición - Acción
  3. Están presentes de una forma “inconsciente” (porque ya son parte de nosotros) en cada decisión que tomamos.
  4. Un hábito inicia con acciones conscientes, es decir, son decisiones conductuales que tomas y conforme pasa el tiempo se convierten en parte de nuestro subconsciente. Así que debes ser selectivo con tus decisiones diarias, ya que éstas se convierten en hábitos.

Hablemos de los HÁBITOS BUENOS = VIRTUDES

La única manera de rescatar el pasado es siendo HOY, una mejor persona.

Son aquellas cualidades o disposiciones que están en EQUILIBRIO y que te llevan a SER mejor persona

(Aristóteles le llama “el justo medio”), esto quiere decir que se encuentran entre el defecto y el exceso. Para definirlos basta con entender cuáles son los extremos de dicho hábito; es decir, encuentra su defecto y su exceso y así sabrás cuál es la conducta correcta.

Ejemplo: PUNTUALIDAD

  1. Disposición estable

La tiene aquel que independientemente de las circunstancias (tráfico, personas, etc.) llega puntual –ni antes, ni después- a sus compromisos

  1. Aprender o desarrollar

A través de una rutina se puede lograr ser puntual

  1. Equilibrio

Defecto: impuntualidad

Equilibrio: puntualidad

Exceso: obsesión

Ahora bien, es muy importante que aprendas a identificar cuáles son aquellos hábitos buenos que mejor convienen a tu persona y emprendimiento. Defínelos y empieza a desarrollarlos con acciones muy específicas y sencillas. El desarrollo de hábitos es un trabajo diario.


Eduardo Peniche

Eduardo Peniche