Los 5 preceptos claves para orientar la cultura de cualquier organización

Peter Drucker, el padre de la administración moderna dijo: «La cultura se come a la estrategia en un desayuno…»

En 1999 Nick Swinmurn entendió perfectamente que en el mundo de los negocios, no necesitas enamorarte de tu producto para dominar el mercado, lo que necesitas es entender al cliente y saber tanto de él que seas capaz de marcar la siguiente tendencia mucho antes que él mismo lo sepa y creo Zappos, una empresa que creó una nueva forma de hacer negocios a través del e-commerce, donde parecía difícil crear una experiencia de compra agradable y se encargó de innovar absolutamente en este sentido. Años después Amazon terminó por comprar Zappos y hoy en día la mayoría de las empresas que venden zapatos por internet, adoptaron ya sus políticas y procesos.

Es así, que Zappos se convirtió en un caso de éxito rotundo al estar enamorado absolutamente de las necesidades de su cliente basándose en los siguientes 5 puntos.

1.- Visión : Qué estás haciendo y hacia dónde vas a dirigir la empresa.

Es un mundo imaginario del futuro. Es hacia donde se quiere llevar la empresa y a todas las personas que son parte de la misma. En pocas palabras es la «north star» que nos ayudará a encaminarnos en la aventura para no perdernos en el camino.

2.- Propósito : Es la razón de ser de la empresa.

Simon Sinek lo define como el «WHY». Esto viene absolutamente del pasado, de la retrospectiva y el origen que le damos a la empresa. Es lo que le vamos a dar al mundo y la chispa que detonó la empresa. Una vez que se pierde el propósito de la empresa, es entonces cuando la empresa perdió su razón de ser. En temas de «Storytelling», es el llamado «elixir». Quien es el dueño del propósito, es el fundador de la misma, es por eso que grandes corporativos pierden su propósito, cuando el fundador ya no está involucrado de lleno en el día a día de la misma y no fue capaz de impregnar a sus personas más cercanas de este propósito. Se pierde la magia que los llevó a crecer. ¿Te viene algún ejemplo de esto?

3.- Factor WOW y unicidad. Lo que te hace diferente a los demás.

Si creemos que el servicio es nuestro diferenciador, estamos fritos. El servicio hoy en día no es un diferenciador, porque todo mundo lo ofrece y todo mundo argumenta lo mismo. La única forma de ser «únicos» y disruptivos es realmente haciendo sacrificios por el cliente y sorprenderlo, el factor sorpresa es muy importante. El hace cosas por él, aun cuando no lo pide.

4.- Valores: Lo que te importa.

A partir de aquí, las personas que trabajan actuarán con base a los valores de la empresa. Los valores tienen que ser verbos y acciones que ayuden a entender a las personas que tienen que hacer y cómo actuar bajo ciertas circunstancias. Mucho cuidado si crees que «honestidad» es un valor, no tendría ni que mencionarse. Si los valores de la empresa realmente están dentro del ADN de cada persona que trabaja en ella, entonces es cuando acciones extraordinarias sucederán en automático. Esto no se da de la noche a la mañana, es un trabajo diario y 24/7 para todos y cada una de las personas que integran la empresa.

5- Modelo de negocio. Es lo que te da la estructura mientras haces los anteriores 4 preceptos.

Aquí es donde te encargas de los organigramas, políticas, contratos, sistemas, etc. Y van en el último lugar de estos 5 preceptos. No debe estar por encima de la visión, el propósito, el factor WOW y los valores, va al final, solo para sustentar.


Staff Proyecta 365

Staff Proyecta 365