Tener un propósito… ¡Pero que trascienda!

«Una persona sin propósito, es como un barco sin timón»

Thomas Caryle

La vida nos pone constantemente ante situaciones en las que actuar de un modo u otro marca diferencias. Por lo general, de una forma más o menos consciente tomamos decisiones sobre cómo hacerlo. Nos ponemos en acción o nos quedamos paralizados, expresamos nuestra opinión o nos callamos, cambiamos las cosas o esperamos a que cambien solas: decidimos la acción o la evitación.

Quien no tiene un propósito se vuelve esclavo  de lo inmediato y de los demás; es una persona tremendamente dependiente y manipulable.  ¡Y nadie, en su sano juicio, quiere ser así!

Muchos siglos antes, el filósofo Séneca nos iluminó con esta frase sobre la importancia de tener un propósito en la vida para poder ubicarnos y progresar: "No hay vientos favorables para aquel que no sabe a dónde quiere ir".

Y se dice fácil, pero identificarlo, desarrollarlo y ponerlo en acción es una tarea fundamental que puede cambiar nuestra vida en 180° grados.

¿Cómo identificarlo?

Un propósito por definición es una ASPIRACIÓN: algo noble que queremos lograr en nuestra vida. Es algo que le da una razón importante. Su función es guiarnos e inspirarnos y marcar una diferencia de quién soy yo. Hay una reflexión fuerte que utilizan muchos autores: si hoy escribieras tu epitafio (esa plaquita que pondrán en tu tumba) ¿qué te gustaría que diga?

El propósito:

Va más allá de cubrir necesidades insatisfechas  ( Pirámide de Maslow: salud, dinero, protección, amistad, afecto, autodesarrollo)

Es un objetivo que obliga, que motiva y que nos lleva a defender valores fundamentales a pesar de la adversidad o los obstáculos. Es aquello que te hace levantarte por las mañanas ¡bien, de buenas y con energía! a pesar de no haber dormido…

Imagina que tu vida fuera como El Cuento del Pescador

El Drama de la Vida:

¿Para qué quieres vivir y a dónde quieres llegarsi tu vida es como la del pescador?

Ahora imagina esta sucesión de aciertos cada día de tu vida

Inteligencia +  voluntad + hábitos +  talentos al servicio de los demás y de ti = Satisfacción interna / propia felicidad

Existe una metodología universalmente estudiada que te puede ayudar:

Si hubiera necesidad de ponerlo en términos muy prácticos, la frase debería decir así: “el mundo (empezando por mi pequeño mundo que me rodea) ha de ser mejor y más feliz porque yo existo”.Quien inspira su vida de esta manera puede estar seguro de transitar en un camino feliz, que para tantas personas se ha vuelto una incógnita.

En PROYECTA365 contamos con conceptos, metodologías y herramientas estudiadas y probadas

Acércate a PROYECTA365, tu vida dará un giro de 365°

Eduardo Peniche

Eduardo Peniche